Servicio fines de semana y festivos

Servicio asistencial fines de semana y festivos, desde las 10:00h. a las 18:00h.
Teléfonos información.- 637 450 113 - 984 184 237

viernes, 14 de agosto de 2009

Descubren un nuevo método para el diagnótico temprano del Alzheimer


INVESTIGADORES SUECOS

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un estudio realizado por la Universidad de Gothenburg (Suecia) y publicado esta semana en 'Journal of the American Medical Association (JAMA)', ha descubierto que una combinación de proteínas del fluido cerebroespinal pueden identificar qué pacientes con síntomas tempranos de demencia pueden desarrollar después Alzheimer.

Los cambios que se producen en el cerebro se reflejan en el fluido cerebroespinal (CSF, por sus siglas en ingles) en forma de biomarcadores. Estudios previos realizados a menor escala ya demostraron que las proteínas beta-amiloides, tau y tau fosforilado en el CSF pueden usarse para un diagnóstico temprano del Alzheimer.

El doctor Niklas Mattsson, del Instituto de Neurociencia y Fisiología de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gothenburg, y otros investigadores en diversos hospitales de Suecia, otros países europeos y Estados Unidos, confirmaron este dato en un estudio multicéntrico que involucró a más de 1.500 pacientes.

Según Mattsson, "en la actualidad no existen fármacos que alteren el curso de esta enfermedad, pero los medicamentos actualmente en desarrollo probablemente podrán tener los mejore efectos si se emplean en una etapa temprana. Por ello, es necesario encontrar métodos para el diagnóstico temprano del Alzheimer".

"Estos métodos hacen más fácil identificar la enfermedad, que es esencial para realizar un correcto diagnóstico temprano", indicó, asegurando que "estos biomarcadores pueden ser útiles en investigación y desarrollo de nuevas medicinas". "Soy reacio a especular, pero han un montón de esperanzadoras investigaciones en marcha y fármacos nuevos en desarrollo", concluyó.

El Alzheimer es una de las demencias más comunes en todo el mundo. Unas 160.000 personas sufren demencia en Suecia y el 60 por ciento tendrá Alzheimer.