Servicio fines de semana y festivos

Servicio asistencial fines de semana y festivos, desde las 10:00h. a las 18:00h.
Teléfonos información.- 637 450 113 - 984 184 237

viernes, 15 de enero de 2010

El Ojo, el oido, o ambos. ¿en qué quedamos?



Según la Vanguardia:

Una prueba ocular podría diagnosticar el Alzheimer
Un test simple y barato del ojo podría ayudar a detectar enfermedades neurológicas importantes en una fase más inicial

Una prueba simple y barata del ojo podría ayudar a detectar y diagnosticar enfermedad neurológicas importantes como el Alzheimer en una fase más inicial que las actuales pruebas, según un estudio del Colegio Universitario de Londres en Reino Unido que se publica en la revista 'Cell Death & Disease'.

Los científicos, dirigidos por Francesca Cordeiro y Stephen Moss, demuestran una nueva técnica que permite medir de forma directa en tiempo real la muerte de las células de la retina y por ello de las del cerebro.

El método, demostrado en un modelo animal, podría no sólo refinar el diagnóstico de los trastornos neurodegenerativos sino también ayudar en el seguimiento de la enfermedad y en la evaluación y desarrollo de nuevos tratamientos. Según explica Cordeiro, la muerte de las células nerviosas es el suceso clave en todos los trastornos neurodegenerativos, pero hasta ahora no ha sido posible estudiar la mortalidad celular en tiempo real.

"Esta técnica significa que deberíamos poder observar directamente la mortalidad de las células nerviosas de la retina en pacientes, lo que tiene varias ventajas en términos de diagnóstico eficaz. Esto podría ser muy importante dado que la identificación de las fases iniciales podría conducir a una corrección con éxito de la progresión de la enfermedad con el tratamiento", añade la investigadora.

En opinión de Cordeiro, en la actualidad el principal obstáculo para la investigación de nuevos tratamiento para las enfermedades neurodegenerativas es la ausencia de una técnica en la que se puedan evaluar de forma directa la respuesta del cerebro a los nuevos tratamientos.

"Esta técnica podría potencialmente superar esto", concluye. Aunque el estudio presenta la técnica en modelos animales de ratas y ratones, los investigadores están utilizando el mismo método para detectar y evaluar el glaucoma y podrían realizar sus primeros ensayos clínicos en pacientes en este año.

Según apunta Cordeiro, el equipo utilizado para la investigación actual estaba adaptado a los modelos animales pero es esencialmente el mismo que el utilizado en hospitales y clínicas de todo el mundo. Además, es barato y no invasivo, lo que hace bastante seguro que se pueda progresar rápidamente en su uso en pacientes.

"Pocas personas se dan cuenta de que la retina es, aunque muy fina, una extensión directa del cerebro. Es bastante posible que en el futuro una visita a un óptico para revisar la visión también pueda servir como chequeo del estado de su cerebro", afirma Cordeiro.

Según ABC:

Una simple prueba centrada en el sentido del olfato podría ayudar en el diagnóstico precoz de la enfermedad de Alzheimer, según un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York que se publica en la revista "Journal of Neuroscience".
El trabajo vincula una pérdida de la función olfativa en la enfermedad de Alzheimer en modelos animales con la acumulación de la proteína amiloide b en el cerebro, una característica distintiva de la enfermedad de Alzheimer.

La investigación sugiere que la disfunción olfativa, un síntoma común del Alzheimer, podría servir como una herramienta de diagnóstico precoz de la enfermedad. Se cree que la formación de placas amiloides y de ovillos neurofibrilares contribuyen a la degradación de las neuronas en el cerebro y los síntomas posteriores de Alzheimer.

Los científicos utilizaron ratones modificados genéticamente que desarrollan placas amiloides en el cerebro y reflejan una patología progresiva de la enfermedad similar a la humana. Descubrieron que la patología amiloide se produce primero en una región del cerebro del ratón responsable del olfato, que está directamente sobre su nariz. Los ratones con una alta concentración de amiloide en su cerebro tenían que olfatear olores más tiempo para "aprenderlos" que los ratones con menos amiloides. Estos animales también tenían problemas para diferenciar entre olores.


Una alternativa barata

Como el estudio sugiere, ya que los síntomas de conducta del Alzheimer a menudo se producen pronto es posible que este nuevo método olfativo, el examen de la percepción olfativa a lo largo de múltiples presentaciones del mismo olor, podría ser ventajoso para la detección precoz del Alzheimer, antes de que se produjera la degeneración avanzada del cerebro.
Según explica Daniel W. Wesson, coautor del trabajo, "lo que destacó en nuestro estudio fue que la actuación del ratón en nuestra prueba de conducta olfativa era sensible incluso a la menor cantidad de amiloide en el cerebro tan pronto como los tres meses de edad". En los ratones, esta edad equivale a la de un adulto joven.
Wesson añade que este es un descubrimiento revelador porque a diferencia de un escáner cerebral, una prueba olfativa de laboratorio podría ser una alternativa barata para diagnosticar de forma precoz el Alzheimer. "Estos nuevos resultados proporcionan un doble beneficio no sólo por confirmar que los problemas olfativos podrían servir como un indicador inicial del Alzheimer sino porque su validación en humanos podría facilitar las pruebas de nuevas terapias para la enfermedad", concluye Ralph A. Nixon, coautor del trabajo.

Publicar un comentario