Servicio fines de semana y festivos

Servicio asistencial fines de semana y festivos, desde las 10:00h. a las 18:00h.
Teléfonos información.- 637 450 113 - 984 184 237

jueves, 24 de abril de 2008

Cuidar de nuestro pasado es defender el futuro.


La mentalidad de esta sociedad capitalista "progresista", ha desembocado en una sociedad de consumo que nos obliga a invertir la mayor parte de nuestro tiempo en trabajar, para mantener lo que se ha dado en llamar "calidad de vida" y que realmente supone habernos metido en un círculo de consumo convulsivo que nos obliga a veces a vivir por encima de nuestras posibilidades.

En este "modus vivendi" tan alocado, no caben obstáculos que nos quiten tiempo, y hemos convertido en "obstáculos" a los contructores de nuestro presente, que son los ancianos.

"No estamos dispuestos a renunciar a nuestra vida", se ha convertido en un lema que llevamos a cabo hasta las últimas consecuencias, llamando "vida" a este maremagnun en que estamos inmersos, -no sé realmente que es lo que tiene de vida, mas bien estamos muertos y actuamos como autómatas de esta sociedad-.

"Lo importante son las personas y no el papel que desempeñan en la vida". Esta afirmación que oí no hace mucho es una gran reflexión. Es cierto que nuestros mayores nos llevan tiempo, es cierto que su papel en esta sociedad está anulado, pero es más ciero que durante cientos de generaciones los mayores has sido siempre los fieles consejeros para ir construyendo la historia, y ahora se les arrincona. ¿Hay derecho?.

Una reflexión ¿Por qué en las sociedades orientales, no ocurre asi? (China, Japón, India, etc...)

Su cultura es tan milenaria como la nuestra. Será que nuestra sociedad Occidental y desarrollada está desorientada? ¿Hemos perdido el oriente?

Publicar un comentario