Servicio fines de semana y festivos

Servicio asistencial fines de semana y festivos, desde las 10:00h. a las 18:00h.
Teléfonos información.- 637 450 113 - 984 184 237

viernes, 24 de agosto de 2012

Científicos descifran mecanismos para no olvidar enfocados a enfermedades como el Alzheimer o la depresión

La máxima aspiración es desarrollar un "chip" que pueda ser implantado a personas con enfermedades degenerativas y que active los procesos de la memoria


Imagen / Google
Con la ayuda de ordenadores, un grupo de científicos argentinos han descifrado mecanismos asociados al olvido que pueden servir para desarrollar tratamientos contra la depresión y enfermedades degenerativas como el mal de Alzheimer, explicó hoy a Efe uno de los responsables del estudio. Los investigadores del Instituto Universitario del Hospital Italiano de Buenos Aires desarrollaron un simulador del hipocampo, región del cerebro capaz de recordar situaciones, a través de un modelo matemático realizado en el ordenador. La máxima aspiración es desarrollar una tecnología que ayude a crear un “chip” que pueda ser implantado a personas con enfermedades como el mal de Alzheimer y que active los procesos de la memoria, declaró el doctor Pablo Argibay, a cargo del estudio iniciado hace seis años junto a la bioingeniera Victoria Weisz

”Se trataría de un chip que potencialmente pueda hacer las funciones del hipocampo. Es una tecnología que aún no está disponible, pero que podría ayudar a las personas con enfermedades degenerativas”, señaló el investigador, también perteneciente al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina. Los científicos detectaron que cuando el hipocampo genera nuevas neuronas, las memorias adquiridas más recientemente son mejor retenidas y recordadas, mientras que las memorias más antiguas comienzan a ser difíciles de rememorar, debido a “interferencias” producidas por las flamantes neuronas. Para eso, los expertos desarrollaron “un montón de fórmulas” que explican el funcionamiento del cerebro y simulan el accionar del hipocampo, apuntó Argibay, del Laboratorio de Aprendizaje Biológico y Artificial del hospital. 
”Hay pocas zonas del cerebro que generan nuevas neuronas. Las neuronas creadas en el hipocampo ayudan a aceptar la novedad, es decir, queda muy grabado un recuerdo nuevo. Las personas que tienen ese proceso deteriorado tienen recuerdos muy viejos pero se pierden con lo nuevo”, señaló. 
Este descubrimiento, explicó el científico, puede servir también para las personas con depresión, a quienes se suele administrar fármacos que “ayudan a crear nuevas neuronas, las cuales permiten retener nuevas memorias y, de ese modo, desplazar las viejas memorias que son traumáticas”. 
”El hecho de conocer el funcionamiento del hipocampo mediante el simulador alienta a desarrollar teorías acerca de cómo podría producirse el olvido y cómo podríamos intervenir sobre el fenómeno”, puntualizó. 
El hipocampo, llamado así por su forma similar a un caballito de mar, está asociado a la denominada memoria episódica, que permite recordar un evento a partir de alguno de sus componentes, es decir, cuando a partir de una imagen es posible recordar una situación vivida. 

La investigación se basó en la neurogénesis, descubierta en la década de 1980 por el científico argentino Fernando Nottebohm, quien contradijo la hipótesis aceptada durante décadas de que no podían crearse nuevas neuronas en el cerebro adulto. ”Si algunas demencias se produjeran como consecuencia de la pérdida de generación de neuronas, podríamos recuperar esa capacidad con una terapia basada en células madre o sustancias para que el fenómeno se produzca”, dijo el responsable de la investigación, que será publicada en la revista “Cognition”. Por lo pronto, en el laboratorio del instituto universitario arman por estos días un robot con la capacidad de simular la función del hipocampo, lo que puede abrir paso a nuevos descubrimientos para no olvidar.

Publicar un comentario