HASTA SIEMPRE ALBERTO

Esto no es un adiós, ni tampoco una despedida eterna, es sencillamente un hasta luego, a una persona entrañable, a la que tuvimos la oportunidad de conocer y sobre todo de servir. Alberto estuvo con nosotros y dejó una huella imborrable, con sus comentarios socarroones -siempre en tono bajo, como mas gracia hacen- típicos de un comercial de larga trayectoria profesional. Aún cuando su cabeza no le respondía como el quería siempre tenía una palabra amable, o una sonrisa agradecida. Desde luego quien te vería en tus buenos tiempos de andanzas en las ventas, llevar a tu terreno a los clientes y "vender arena hasta a los beduinos del desierto", como se decía en vuestra jerga. Alberto seguro que allá a donde vas animarás también cualquier tertulia, donde puedas meter baza, no lo dudamos, seguro que hasta el buen Dios reirá tus gracias. ¡¡Hasta siempre Alberto!!.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Actividades para discapacidad visual

EVALUAR Y PREPARAR UN PROGRAMA DE ESTIMULACIÓN CONGITIVA

La señora X se llama Soledad.